facebook
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación.Más informaciónAceptar
Total: 0,00€
Volver

Cómo ayudar a dormir un bebé con cólicos

Cómo ayudar a dormir un bebé con cólicos
Tener un bebé con cólicos es una prueba de hierro para muchos padres. Es muy probable que nadie en el hogar vaya a dormir demasiado bien por un período de tiempo. Los recién nacidos que sufren de cólicos del lactante, generalmente, duermen menos que los que no los sufren, en un período de 24h (11,8 horas frente a 14 horas al día). Los bebés con cólicos suelen dormir menos durante el día aunque la mayor diferencia es durante la noche. Sin embargo, hay algunas acciones que puedes realizar para sobrevivir este período tan difícil.

Crear una rutina para un bebé que sufre de cólicos del lactante es básico para sobrevivir esos primeros meses de estrés. Las rutinas funcionan muy bien des de que son muy pequeños, ya que les ayuda a reconocer y predecir lo que vendrá. Esto les da una sensación de empoderamiento y al mismo tiempo les asegura que todo va a ir bien si están cansados o estresados.

Cuando un bebé siente dolor o malestar, es natural que acudamos a reconfortarle. El problema de los bebés que sufren de cólicos es que pierden la oportunidad de aprender a tranquilizarse solos porque su condición necesita de la ayuda de un adulto. Por esto, suelen tener mucha ayuda a la hora de dormirse. Lo que esto significa, es que pueden coger malos hábitos a la hora de dormir. De tal manera que una vez el cólico ya ha desaparecido, los malos hábitos a la hora de dormir todavía prevalecen. Es por esto, que una vez hayan desaparecido, hay que reeducar de forma gradual formas de ayudar al pequeño a dormir de forma independiente sin balanceo, sin viajes en el coche, etc.

Intentar leer las señales de sueño de un bebé que sufre de cólicos es una tarea difícil. Para ellos, estar cansado, tener hambre o dolor de estómago son malestares tan comunes (y que muchas veces sufren de más de uno a la vez) que se transmiten de la misma manera: con llanto. Es difícil saber la razón por la que lloran y, debido a esto, es difícil diferenciar una actuación u otra de forma consistente a lo que nos está pidiendo.
Aunque será complicado normalizar una conducta independiente de un bebé tan pequeño y que además sufre de cólicos, a continuación exponemos unas recomendaciones:

En vez de esperar que tu bebé te de la señal de que tiene sueño, sería interesante anticiparse a sus necesidades siguiendo una rutina estricta. Hacer seguimiento de las horas que ha estado despierto, las horas que ha dormido, si alguna toma suele vomitar, etc. Nos permite ver más o menos cómo distribuye el día nuestro bebé.

De esta forma, podemos asegurarnos que duerma la siesta durante el día antes que se sobre fatigue. Ya que, el dolor de barriga debido a cólicos tiene que sentirse 100 veces peor si también está cansado y con sueño. Para conseguir que duerma la siesta, recomiendo llevar al bebé a una habitación sin mucho ruido con luz tenue un poco antes de la hora de la siesta. Siéntate con él en brazos y mírale. Probablemente podrás ver algunas señales de sueño de forma más clara aquí. También le ayudarás a reconocer que cuando está en un ambiente tranquilo, significa que es hora de dormir.

La mayoría de bebés con cólicos necesita que los mantengan levantados de 20 a 30 minutos después de comer. Sin embargo, deberíamos intentar que no se duerma durante este proceso. No queremos crear una asociación, y que la consecuencia sea que el bebé sólo se duerme en brazos. Si el bebé llora cuando está en la cuna, hay que acudir para que no se sienta solo. Estar con él y tranquilizarle hasta que finalmente se duerma.

De forma adicional, existen formas que podemos ayudar a los bebés a reducir los síntomas de cólicos en el momento del llanto. El Método Kusi Wawa (www.kusiwawa.com), con el uso de la Wawa Band y el Wawa Wrap pueden ayudar a tranquilizar a tu bebé. Siguiendo los pasos del Método Kusi Wawa, conseguimos que dejen de llorar y así conseguimos que se relajen; consiguiendo que se duerman de forma más natural y rápida.
Intenta que haya un poco de actividad entre toma y siesta. La actividad en la mantita de juegos, un libro o una canción puede cansar a tu bebé y te permitirá ponerlo en la cuna cuando esté cansado pero todavía no dormido.

Puede ser interesante también cambiar la agenda para que tu bebé coma después de dormir y no al revés. Así, consigues que tenga tiempo a digerir la comida antes de ir a dormir y también reduces la posibilidad que tenga dolor de barriga o reflujo.

Otros artículos que podrían ser de tu interés:

https://www.kusiwawa.com/gases-bebe-tratamiento-natural

https://www.kusiwawa.com/organiza-tu-dia-para-que-tu-bebe-no-tenga-colicos

https://www.kusiwawa.com/que-recomienda-enfermeria-pediatrica-para-aliviar-los-colicos-del-lactante

https://www.kusiwawa.com/estudio-dice-portear-reduce-el-llanto-

https://www.kusiwawa.com/los-colicos-del-bebe-y-como-ayudamos


Para ver más info sobre el trabajo de Amelia Hunter visitar su página web: http://www.ameliahunter.com/

https://www.kusiwawa.com/




Compartir