facebook
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación.Más informaciónAceptar
Total: 0,00€
Volver

Remedio natural para aliviar los cólicos del lactante

Remedio natural para aliviar los cólicos del lactante

 

Los cólicos son el mayor quebradero de cabeza que tienen que pasar los padres durante esos primeros meses. Esos meses cuando más inseguro te sientes. Porqué todo es nuevo. Porqué no sabes qué hacer. Todavía no le tienes el ritmo cogido a eso de ser papá o mamá. Pero tu bebé llora y hay una cosa que no puede evitar: estremecerte con cada grito que hace.

 

Kusi Wawa nace de la necesidad de encontrar un alivio a nuestra hija. Un alivio que sea efectivo y natural. No intrusivo. No queríamos darle medicina, ni demasiados ungüentos a nuestra hija. Así que nos pusimos manos a la obra para encontrar una forma Natural de deshacernos de esos malditos cólicos.

 

Iniciamos nuestra investigación y vimos que la termoterapia podía ayudar a relajar a nuestra pequeña. El calor, actúa como analgésico por lo que hacía que le dejase de doler la tripita. A la vez, también genera movimiento por lo que aplicado a la zona intestinal ayuda a expulsar esos gases tan molestos. Y todo de una forma agradable para nuestra hija. Investigamos como podíamos aplicar calor. Vimos que teníamos que tener mucho cuidado con la temperatura para evitar quemarla. Así que inventamos el cinturón Wawa Band. Éste permite calentar de forma rápida y segura. Al ser un cojín de semillas, sabemos de entrada que es totalmente natural y que la temperatura nunca incrementará una vez caliente. Hemos controlado el peso del cojín, para que no sobrepase el peso requerido sobre la barriga del bebé. También tenemos controlada la temperatura, gracias a nuestra última innovación: el dispositivo térmico de Seguridad. Éste te avisa cuando el cojín está demasiado caliente, evitando así posibles quemaduras. Nuestra Wawa Band es la ÚNICA en el mercado que dispone de dicho dispositivo.

 

Una vez hemos aplicado calor, en casos de cólicos todavía requerimos de la parte más emocional para calmar al bebé. Éstos suelen requerir de muchos mimos de parte de los papás para que se puedan calmar del todo. Requieren, sobretodo contacto. Así pues para empezar arrullaremos al bebé bien fuerte. Al arrullarlo, por un lado le estás ofreciendo seguridad. Se siente arropado y prácticamente le evoca la sensación que tenía cuando estaba dentro de la barriga de mamá. Por otro lado, al arrullarlo practicamos la contención. Por lo que, evitamos el rápido movimiento de brazos y piernas que desarrollan los bebés en pleno cólico. Dicho movimiento, lo único que hace es poner más nervioso al bebé y, en este estado, es muy difícil que se pueda calmar. Acto seguido, lo cogeremos en brazos, lo colocaremos en una posición que esté cómodo, le cantaremos, lo balancearemos… todo aquello que le ayuda a relajarse. Hasta que veamos que está más receptivo y tranquilo. En ese momento, significa que el bebé ha empezado a atender a nuestros estímulos y hemos conseguido tranquilizarlo. En ese  momento, para ayudarle a que se acabe de calmar del todo (y algunos incluso dormirse), le ofreceremos la succión (ya sea chupete o pecho).

 

Al realizar el método a diario, nuestros peques empiezan a anticiparse y cada vez les cuesta menos relajarse. Estamos creando una rutina que será muy positiva para tu pequeño/a.  

Compartir